sábado, 24 de enero de 2009

Pallares


El Pallar (Phaseolus lunatus)
Es la menestra o leguminosa más antigua que domesticó el hombre peruano, se han encontrado restos de pallares en tumbas preincaicas de la costa de hace 7 y 8 mil años, junto a calabazas (cucurbita sp) y achira (Canna edulis).

De esa antigüedad son los dibujos de pallares en cuevas y cerámicas en escenas mágicoreligiosas.

El profesor peruano Rafael Larco Hoyle (1966) y la antropóloga Anne-Marie Hocquenghem (1987), sostienen que los pallares eran utilizados por los mochicas como un género de escritura y de comunicación mágico-religiosa.

Una gran cantidad de pallares dibujados en miniatura, con representaciones de la vida cotidiana, escenas mágico-religiosas y de curaciones medicinales se ha encontrado en huacos, ceramios y grabaciones en calabazas.

El pallar pertenece al género phaseolus y es familiar, por su origen andino, con diversas especies de frijol (phaseolus vulgaris).

Según estudios de la Universidad Nacional Agraria La Molina, existen 12 variedades de pallar que se cultivan en el área andina.

El pallar fue llevado por los españoles en el siglo XVI a Europa, y luego a todo el mundo.

Actualmente Madagascar y Estados Unidos producen grandes cantidades y su principal mercado de venta es Europa y Asia.

Propiedades nutricionales

Tiene grandes propiedades nutricionales y valores proteicos:
Humedad 13.3%,
energía alimenticia 330 calorías,
proteínas 20.4g.,
grasa 0.8g.,
carbohidratos 62.1g.,
fibra cruda 6.0g.,
ceniza 3.4g.

Los peruanos en su dieta diaria lo consumen en guisos y ajiacos.
Es el plato más económico y rico en nutrientes.

El pallar, desde los albores de la civilización, fue el alimento exquisito de los peruanos que no dudaron en rendirle culto y atribuirle significaciones mágico-religiosas.